domingo, 31 de agosto de 2008

Tortuga Orejas Rojas y sus cuidados (más)



También conocida como Galápago de Florida, responde al nombre científico de Trachemys Scripta Elegans. La mancha de tonalidad rojo que posee a ambos lados del cuello es la razón de su apodo popular, si bien, ese tono va reduciéndose con el paso del tiempo. Su longitud media va de los 12 a los 20 cm., pero se han encontrado ejemplares de 30 cm. Su medio es el acuático-diurno, muda de forma continua y, en cautividad, sufre mucho si no vive en un ambiente cuidado.

Su desarrollo comprende las zonas del sureste de los EE.UU. y el noroeste de México. Desde las granjas estadounidenses de Oklahoma, Texas, Indiana, Kentucky, Kansas, Tennessee y Alabama se distribuye por todo el globo, ya que es una de las mascotas silenciosas más apreciadas. El transporte inadecuado desde las zonas de nacimiento a los países donde es adquirida para la venta suele provocar problemas a esta especie, pues no resiste el cambio climático y las condiciones del viaje. No obstante, actualmente es criada en los propios lugares de distribución.
Un ejemplar en casa
Los cuidados que precisa son muchos y muy especiales, sobre todo en la alimentación y en la prevención de enfermedades. A la hora de apostar por ella, debemos tener en cuenta una serie de premisas básicas tales como su actividad y unos ojos exentos de inflamaciones.
Para un desarrollo más adecuado, el espacio donde resida debe ser amplio y con un volumen de agua lo suficientemente alto (más o menos 3/4 del largo de la tortuga) como para que no echen de menos su hábitat natural. El líquido debe mantener una temperatura de entre 18 y 25º C, por lo que será de gran ayuda un termostato. Incluiremos en el acuario un filtro para cuidar la calidad del agua puesto que la limpieza es un factor fundamental para su supervivencia.
Si no disponemos de un sistema de filtración, el agua se cambiará una vez por semana. También se recomienda la existencia de alguna isleta artificial, un tronco o un montoncito de piedras al que el animal pueda recurrir en el caso de que quiera descansar del medio acuático. Mantendremos esta zona al sol indirecto (no más de 35º C) para que el animal prevenga la aparición de hongos por humedad excesiva.
Cuidados alimenticios
De la administración de una dieta saludable dependerá en alto grado la longevidad de este pequeño animal de compañía. Las elecciones en cuanto a alimentación deben medirse muy bien, puesto que en virtud de la edad de nuestro amigo las necesidades serán diferentes. El grueso de la ingesta contempla las proteínas procedentes de animales en la etapa de desarrollo inicial, mientras que los vegetales representan la opción conveniente durante la madurez. Ante cualquier duda, lo mejor es dejarse aconsejar por un experto. En la misma tienda donde adquirimos nuestro ejemplar se nos darán indicaciones sobre la comida más adecuada.
Uno de los errores repetidos con más frecuencia es la creencia de que la artemia, los camarones, las gambas y el sustento seco en general son exquisiteces que ayudarán a una evolución correcta de la tortuga. La carencia de vitaminas y proteínas desembocará en un reblandecimiento de la concha, párpados extremadamente hinchados, desnutrición y, finalmente, en el fallecimiento de la mascota. No podemos olvidar que los suplementos cálcicos son de vital importancia
Se recomienda la variedad en la dieta del galápago. Las gelatinas que mezclan alimentos pueden alternarse con pollo, hígado, pescado, huevo cocido, almejas y berberechos, invertebrados (criados por nosotros para asegurarnos de que no tienen pesticidas), piensos especiales y, según vayan avanzando en edad, ir incluyendo verduras y hortalizas. Cuando estamos ante ejemplares jóvenes, podemos servirnos de complejos minerales varias veces en semana.
Al principio, los recién nacidos se alimentan de los restos de la cáscara, pero hasta los seis meses deben nutrirse todos los días y después, hasta los dos años, unas cuatro veces por semana. Una vez llegada la edad adulta, una vez a la semana es suficiente.

La alimentación más saludable es la que se basa en productos frescos naturales. El método que se debe seguir es muy simple. Se reparte en porciones el alimento y se congela en cantidad suficiente para asegurar su distribución durante 1 o 2 meses. La alimentación tiene que cumplir que sea completa, que se pueda disponer de ella durante todo el año, y que sea fácil de conseguir.

Dieta básica:Se debe preparar una mezcla triturada de los siguientes productos.
Productos de origen animal:Hígado + carne roja picada + gambas + trocitos de pescado blanco + trocitos de sardina.
Productos de origen vegetal:Espinaca cocida + acelga cocida.
Dieta complementaria:Trocitos de melón, tomate y lechuga.
Comida para gatos enriquecida con vitamina A.

La dieta básica se repartirá una vez al día y se debe alternar dos o tres veces por semana con los productos que se aconsejan en la dieta complementaria.
Una precaución muy importante es la de darlas la misma comida y de la misma forma desde el principio, cuando son pequeñas. Porque en la edad adulta o cuando crezcan un poco se van a negar a comer otro tipo de alimento al que no estén acostumbradas y será muy difícil cambiarlas de hábitos alimenticios.

El acuaterrario:
Un acuario de cristal pegado con silicona, de unos 250 litros de capacidad ( 100 x 50 x 50 cm.). Al principio sobrará mucho acuario y si se quiere se puede usar uno más pequeño, pero cuando crezcan entonces no habrá más remedio. Se debe colocar una zona emergida que sea suficiente para que los animales puedan salir del agua y tomar sus baños de 'sol artificial', dejando una altura de unos 20 cm. al borde superior del acuario. Se puede hacer esta estructura con trozos de cristal pegados con silicona y cesped artificial. Es conveniente disponer una pequeña rampa para facilitar su salida del agua y desgastar los bordes cortantes del material utilizado. La zona seca se puede decorar con algo de cesped artificial y alguna piedra.

La calefacción:
En la zona acuática:
Un termocalentador con termostato sumergible de los que se utilizan normalmente en los acuarios. La temperatura del agua no debe bajar de 24 ºC, 25-26 ºC es la conveniente; y no superar los 28 ºC. Las plantas se desarrollan mejor a temperaturas más bajas, y el metabolismo de las tortugas se relentiza y comen menos (se contamina menos el agua con la distribución del alimento), pero también crecen más despacio.-No es necesario introducir plantas. Cuando las tortugas son grandes se las suelen comer.
En la zona seca:
Colocar encima una bombilla incandescente normal de unos 60 W, con un potenciómetro de intensidad. Este incremento de radiación infrarroja es necesario para mantener una zona emergida y seca con una temperatura de unos 30 a 37 ºC (ideal 34 ºC). La bombilla incandescente aportar el calor necesario para la zona fuera del agua y será un complemento lumínico deseable. En periodos estivales habrá que regular con el potenciómetro que la temperatura no rebase los 38 ºC.-En buen tiempo se puede acercar el acuario a una ventana bien soleada para que las tortugas se calienten (esto es suficiente). En época fría es necesaria la bombilla.

La iluminación:
Este elemento imprescindible se compone de dos tubos fluorescentes distintos. Un tubo de iluminación de tipo espectro total (Tritón o Durolite), de unos 18-35 W y un tubo de radiación ultravioleta, de unos 15 W (en el comercio se venden como tubos de rayos UVA, o de luz negra, blacklight, etc).

Estas lámparas fluorescentes emiten luz UV-A de onda larga, entre los 320 a 350 nanómetros. Pueden penetrar hasta unos 3,5 metros en el agua pero no atraviesan el vídrio, por lo que no se deber poner ninguna cubierta protectora en el acuaterrario. Este tubo es del todo imprescindible para la vida de estos reptiles. Lo necesitan para la formación de la vitamina D, que previene la osteomalacia (el raquitismo); y en unos animales que tienen que desarrollar un caparazón es de una importancia capital. Este tipo de radiación tiene, también, un ligero efecto germicida muy conveniente.

Para controlar los ciclos de luz es necesario incorporar dos relojes temporizadores. Uno que controle periodos de 12 horas de luz, con el tubo de luz espectro total; y otro reloj programable que controle periodos de 7-8 horas de luz UV + la luz incandescente o infrarroja. Esto también se puede hacer de forma manual encendiendo y apagando la iluminación, pero se hace muy tedioso a largo plazo.

El agua:
La calidad del agua no es muy determinante para estos animales. Es aconsejable un agua con un pH de 7-8 y muy dura. Con un alto contenido de sales de calcio y de magnesio; por encima de los 25 DH. Esto es así, porque en un agua blanda se produce una ligera, pero continua, descalcificación del caparazón. Cada mes es aconsejable cambiar la mitad del agua para evitar la concentración de sustancias de desecho, aunque estas nunca son críticas en esta instalación. De este modo se alivia el trabajo bacteriano, y el rendimiento mecánico y químico del sistema de filtración.El agua tiene que tener una aireación enérgica mediante un difusor de burbujas finas, alimentado por un pequeño compresor de aire. Se utilizará un difusor grande (mejor si es de los que se venden para acuarios marinos), porque es necesario que las miríadas de burbujas remuevan y oxigenen el agua intensamente, casi hasta la saturación. Este estado de saturación es óptimo para el funcionamiento de los lechos bacterianos del sistema de filtrado.El difusor también contribuye a mantener un grado de humedad del aire necesario para prevenir afecciones respiratorias, que son muy comunes en estos reptiles.
El sustrato:
Se compone de un suelo de gravilla de cuarzo fina. Esta formado por unos granos de cuarcita casi regulares de unos 1,5 mm de diámetro. Se llenará hasta una altura de unos 3-4 cm como máximo, porque como no se van a utilizar plantas es necesario poco grosor en la capa de arena para que no se formen zonas anaeróbicas o de putrefacción. También, es conveniente echar unos puñados de grava más gruesa, de unos 3-4 mm de diámetro. Esto contribuirá a que el suelo esté más suelto y no se apelmace.

La filtración:
La filtración del agua se realiza por dos sistemas complementarios.

Filtro de fondo:
Se realiza una filtración ligera, mediante una placa de rejilla fabricada en plástico termoendurecido. Esta placa se coloca debajo del sustrato de arena y delimita así un espacio libre que puede denominarse cámara de recuperación del agua filtrada. A esta cámara se conecta un tubo impulsor que se encarga de la devolución del agua filtrada al acuario, basandose en un principio físico muy simple. Utiliza el arrastre de agua filtrada por una corriente ascensional originada por inyección de aire. Se inyecta aire con el mismo compresor del difusor. La principal utilidad de este filtro es la de mantener el sustrato de arena lo suficientemente oxigenado para que no se produzca anaerobiosis. El rendimiento como filtro biológico será muy pequeño, y como filtro mecánico poco apreciable.

Filtro exterior:
Se debe utilizar un filtro de bomba exterior de 600 a 1.000 litros/hora. El agua entra en el filtro exterior donde se realiza una retención mecánica simple y una filtración biológica. En este filtro se ha dispuesto capas alternadas de dos materiales filtrantes. Material poroso para soporte bacteriano y fibra sintética (del tipo perlón). Este filtro retiene las sustancias en suspensión y se convierte en un soporte para bacterias aerobias.

Datos sobre la reproducción
El apareamiento de las tortugas de orejas rojas sigue unas pautas determinadas y tiene lugar en el quinto o sexto año de vida. Las dimensiones no deben suponer un obstáculo para la reproducción, ya que debe haber espacio para que se lleve a cabo el cortejo. El macho, cuyas extremidades anteriores se diferencian de las de la hembra por ser más largas, mueve enérgicamente las mismas. Tras el consentimiento, el macho monta a la hembra agarrándose a su caparazón. Llama la atención el dimorfismo de esta especie, puesto que el macho es más pequeño en tamaño que la hembra.
La estación primaveral y el final de la estival coinciden con las dos puestas que tienen lugar a lo largo del año. Debemos proveer de tierra a la hembra, ya que la costumbre es excavar huecos en la misma y depositar en ellos los huevos, rugosos al tacto y de color blanco. La futura mamá dará calor a sus crías durante dos meses y medio aproximadamente. Éstas, una vez fuera del cascarón, tienen un caparazón de entre 25 y 30 mm. de diámetro

8 comentarios:

wordallfe dijo...

hola, muy bueno el articulo, pero tengo una pregunta:
Hay unos bloques para fin de semana para peces, necesito saber si tambien los hay para la tortuga o si te vas de finde, te la tienes que llevar?

Jas� dijo...

Hola Wordalife, gracias por tu comentario.

Lo más recomendable seria que la llevaras contigo, pero a veces eso es imposible, existen unos bloques para tortuga pero son muy difíciles de conseguir, en una situación de emergencia puedes darle los de pez, no le pasa nada, aunque no es lo mismo.
Lo que hago yo cuando salgo por un par de días es alimentarlas bien el día anterior y el día de mi partida, si solo son un par de días y ya son adultas, no pasa nada ya que al estar en la edad adulta su alimentación no es tan frecuente. A tu regreso aliméntalas bien otra vez.
Saludos y bienvenido.

wordallfe dijo...

Muchas gracias.
Habrá que darles la de los peces, porque en las tiendas me dicen que no tienen, pero al ser pequeñas...
En fin me las llevaré, porque 3 horitas sin agua tampoco pasa nada, ¿verdad?

Jas� dijo...

Las de los peces les pueden servir de emergencia, pero si te las llevas lo mas conveniente seria que las transportaras con un poco de agua, pero si no, solo cuida que no les den corrientes de aire o cambios bruscos de temperatura, porque de pequeñas son muy delicadas en ese aspecto.

Anónimo dijo...

tengo dos tortugas grandes de orejas rojas y una de ella, muerde con mucha fuerza a la otra. La tiene atontonada de tanto morderla. porque puedes ser??? gracias

Anónimo dijo...

pues yo tengo a mi tortuga suelta por kasa i aii sige despues de 12 o 13 años..i despues de tanto aora mee e dignado en informarme sobre sus kuiidados..pobreciito..weno q me a gustao la informacion espero q me sirva de muxo!gracias

Anónimo dijo...

gracia por los conejo or que tengo una tortuga

Anónimo dijo...

gracias por lo consejos yo tengo una tortuga